Adios Sudor

Haga clic aquí y vaya a la página web oficial del vendedor para comprar o aprender más sobre este producto!!!

Asegúrate de tener encendido tu sonido

¿Estás sufriendo de sudoración excesiva en tus axilas, manos, planta de pies o rostro?

No te preocupes más, acabas de encontrar una solución comprobada a tu problema de transpiración. Sigue leyendo…


De:
Joaquín Rogers


Autor de “Adiós Sudor”

 

Estimado amigo(a):

Has llegado hasta aquí porque estás sufriendo de un problema de sudoración excesiva que te tiene muy mal anímicamente.

Probablemente has perdido confianza en ti, ya no quieres exponerte a situaciones sociales como lo hacías antes, y estás con mucha frustración por aún no haber podido solucionar este TAN incómodo problema.

Y esque la sudoración excesiva es un problema que comienza como “algo pequeño”, pero que con el pasar del tiempo se vuelve una condición traumante para quien la sufre, pudiendo desencadenar en depresión, aumento de estrés y ansiedad, disminución de la vida social, entre tantas otras situaciones negativas.

Pero no te preocupes, llegaste al lugar correcto. Tus días de sudoración excesiva están contados.

Déjame presentarme brevemente, mi nombre es Joaquín Rogers, y como tú, sufrí de sudoración excesiva, condición también conocida como hiperhidrosis.

Me ocurrió literalmente de un día para otro y me perjudicó por más de 2 años.

La primera vez que me pasó comencé a sentir una humedad extraña en la zona axilar, algo que no tenía recuerdo de haber sentido antes. En ese momento no me encontraba en mi hogar, estaba en una reunión social con viejos amigos y amigas, así que disimuladamente fui al baño a ver qué me ocurría.

Ahí fue cuando me llevé la sorpresa, mi polera estaba completamente mojada en ambas axilas, ¡y estábamos en invierno! y la temperatura de ese lugar era muy agradable, en otras palabras: ¡no había razón para estar sudando!

No le di demasiada importancia, tomé un secador de pelo y sequé lo que más pude mi ropa para volver con mis amigos.

Pensé que era un hecho puntual que me había ocurrido y que no volvería a pasar, estaba equivocado.

Seguí transpirando, todos los días y sin falta, y lo que es peor, cada vez en mayores cantidades.

Mi desagrado era tan grande que por esos tiempos estaba decidido a comprarme sólo ropa blanca o negra para disimular la transpiración.

Fue un día de lluvia en donde dije BASTA. Entré a un café de mi país a pasar el rato, me estaba sintiendo desde hace un rato bastante ‘húmedo’, fue ahí cuando comencé a sentir las miradas de las personas que estaban en el lugar, miraban justo las feas aureolas que se habían formado en mis axilas y que se reflejaban en mi ropa.

Mientras todos estaban ultra secos y pasándola de lo mejor, yo, en un día frío, de lluvia, estaba sudando como si hicieran 40 grados de calor y hubiese corrido una maratón. Y no sólo me sudaban las axilas, a esa altura el problema ya había alcanzado parte de mi rostro (principalmente la frente) y las plantas de los pies.

Fue entonces cuando desesperadamente comencé a buscar información sobre la transpiración excesiva, me di cuenta de que el tema no era simple y que lo que yo tenía era una enfermedad llamada hiperhidrosis, que no es otra cosa que sudar sin control ante el más mínimo estímulo de estrés, o a veces sin siquiera estar estresado.

Fui a un sin número de dermatólogos, probé grandes cantidades de productos antitranspirantes, también medicamentos orales, y tratamientos naturales, y después de más o menos 1 año de pruebas y pruebas, felizmente di con la solución a este problema tan desagradable.

Aprendí tanto del tema de la sudoración que incluso comencé a ayudar a gente que le estaba ocurriendo lo mismo (cerca del 3% de la población mundial sufre de este problema), y recibí muchísimos agradecimientos de las personas que aconsejé.

Por eso fue que me decidí, como me gusta mucho escribir, a crear la Guía “Adiós Sudor”, en la que explico la solución comprobada para detener el sudor excesivo y volver a esa sensación tan reconfortante de estar siempre seco.

Esto es lo que obtendrás al leer “Adiós Sudor”:

Algunas personas que han probado la Guía:

(Presiona Play en los siguientes testimonios de audio para escucharlos):

“No más sudor de axilas, por fin”

Yo probé el libro y ya casi no tengo sudor!!!!!

Antes sufria de sudor en mis axilas, no tenia sudor en manos ni pies…

Cuando estaba muy nervioso o estresado tambien me afectaba en algo en la cara..

La verdad es que este libro es fantastico.. yo se lo recomiendo a todos los que esten pasando por una situacion de sudoracion excesiva, de seguro les ayudará!!

Saludos y muchas gracias”
– Pablo Macaya, Perú

¿Cómo puedes descargar la Guía a tu computador?

Decidí crear esta Guía sólo en formato electrónico para agilizar la entrega a quienes quieran obtenerla. “Adiós Sudor” no existe en formato físico en ninguna librería, sólo se puede adquirir a través de este sitio Web.

El hecho de que sea una Guía electrónica quiere decir que la podrás DESCARGAR a tu PC o MAC, desde cualquier parte y de manera instantánea. Esto hará que te evites esperas innecesarias.

Y no te preocupes porque tu pedido será completamente confidencial. Nadie sabrá que compraste y/o utilizaste esta Guía.

¿Y el valor?

Toda la información incluida en la Guía “Adiós Sudor” es fruto de mucho tiempo de investigación y de mucho dinero invertido en probar distintas soluciones a la sudoración excesiva, por lo que su costo debería ser de alrededor de 49 dólares.

Sin embargo, porque sé que el problema de la hiperhidrosis es una verdadera tortura, y porque sé por la situación que estás pasando, porque yo mismo la viví, a través de este sitio Web podrás obtener todo lo que he nombrado por un precio ridículo de 29 dólares.

Te invito a probar este sistema sin riesgos.

¿Por qué “sin riesgos”? Porque estoy ofreciendo por tiempo limitado una garantía incondicional de devolución de dinero.

Esto quiere decir que todo lo que tienes que hacer es adquirir el libro “Adiós Sudor”, leerlo, entenderlo, aplicarlo y esperar los resultados. Luego, ver cómo tu sudor desaparece y tú puedes volver a tener la confianza que tenías antes.

Si por alguna razón mi libro no te sirvió o no estás completamente satisfecho con la solución proporcionada,simplemente házmelo saber y te entregaré un reembolso rápido de cada centavo.

Sin problemas ni letra chica, no puedo ser más justo que eso y es mi compromiso.

Haz Click aquí para obtener “Adiós Sudor”

Guía Adiós Sudor